jueves, 6 de febrero de 2014

Salida a Santa María

A la entrada de las bodegas Macià Batle
Acuarela de Sonia Aguiar



Me llamó la atención esta casita de aperos que estaba al lado del camino donde pintábamos. Es un ejemplo de la humilde vida campesina de algunos payeses mallorquines en tiempos pasados. El payés que cultivaba estos campos vivía y trabajaba a la interperie todo el año y estas casitas servían de refugio y almacén. Las comodidades eran mínimas ya que sólo tenían la chimenea y se alumbraban con una vela o una lámpara de aceite.

2 comentarios:

  1. Gracias por tu visita y apreciar nuestras pinturas.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar